Una visita ingrata que se repite

Lunes y la tarde puertomontina recibía al Torreón. La lluvia parecía no asomar, el olor a humo era poco perceptible y el viento casi ni se sentía. Deportes Valdivia llegaba con el sueño aun intacto, Puerto Montt sabía que tenía que ganar, más que por asegurar la punta, por el honor de quedarse con el nuevo clásico del sur.

Primer tiempo, ordenando las ideas

Las 20 horas caían en el Bicentenario Chinquihue. Acevedo, resguardando la portería, Leal, Peña, Acum y Soldan daban vida a la muralla de resguardo. Más adelante se paraba Fabián Gómez conteniendo en primera instancia y rompiendo los hilos del ataque albiverde. El bosque encantado se hacía presente, Esteban Carreño y Nahuel Donadell aportaban la magia en la creación. Sergio Vergara y Kilian Delgado pasaban por las bandas y Maxi Alaniz las hacía de punta de flecha.

No arrancamos bien, 2 y Javier Parraguez le sacaba un gol de ventaja a Maxi en la tabla de goleadores y de paso ponía el partido en ventaja para los locales. Puerto Montt no dominaba, pero tenía llegadas más claras que Valdivia, que por más que tenía el balón no era capaz de encontrar la vuelta al ataque y la defensa sureña reventaba lo que se venía por delante.

Salida rápida de los salmoneros y en la entrada del área Gómez comete el foul. Tiro libre para los locales que cambiarían por Gol. Recién 23 minutos y Abarzúa con una hermosa pegada deja sin opción a Acevedo. Un 2 a 0 que enmudeció a los cerca de 40 hinchas valdivianos que llegaron hasta la capital de la región de Los Lagos.

El Torreón no bajó la guardia, costó, pero se dio. Alaniz que entraba al área y era derribado. El Reloj de Omar Oporto marcaba los 45 minutos reglamentarios y de paso anotaba un gol para Maximiliano. Los dirigidos de Reinoso se iban al descanso con un 2 a 1 y la esperanza en lo que se venía dando como tónica: la remontada.

Segundo tiempo, segundo aire

Roberto Cáceres ingresaba, luego de la suspensión por acumulación de tarjetas amarillas, por Daniel Soldan. Fabián Gómez se quedaba en los vestuarios para darle paso, luego de 8 semanas fuera debido a la lesión en la rodilla, a Carlos Opazo.

Tanto Roberto como Carlos entraron muy enchufados, además el 4-3-3 con el que regularmente salta el torreón a la cancha se transformó en un 3-5-2 con un Sergio Vergara que las hacía de delantero externo bastante ágil, como nos tiene acostumbrados.

Los Albirrojos comenzaron atacando desde el primer minuto, pero no fue solo hasta 12 minutos de iniciada la segunda fracción que, en una jugada individual, Nahuel Donadell remata al arco, sin embargo el portero local logra tapar dando rebote, este es tomado por Pablo Leal que no duda y convierte el gol que iguala las acciones. El “Baile del Pudú” decía presente en el Chinquihue y no sería la única en la tarde.

El equipo del velero no caía en reacción, la desesperación jugó un papel importante y Valdivia lo supo aprovechar. Cerca de 5 minutos habían pasado desde el gol del empate y en otra genialidad de Nahuel, habilita a Vergara que gana línea de fondo, engancha hacia a adentro, deja pasar la línea de defensas y ve entrar a Carreño, el pase era cantado, el gol también lo fue. El Oso debutaba en el gol profesional y la noche se ponía más oscura para los locales.

Maxi Alaniz, que corrió cada una de las pelotas, es sustituido por Erick Wiemberg. Gerardo Reinoso quería que el equipo siga corriendo, Erick era el indicado.

Todo el trabajo hecho en la ofensiva tenía su base en la línea defensiva. Acum, Cáceres y Peña era quienes comenzaban a manejar los hilos del partido, salidas con clase en algunos momentos y reventando en otros, siempre tomando la mejor decisión por el bien del equipo, a ellos se suma José Acevedo que tuvo intervenciones notables en las llegadas rivales.

El partido aun no estaba cerrado y el Torreón no se iba a dar por vencido hasta cerrar el encuentro, cosa que tuvo en 2 ocasiones, una en un remate que da en uno de los verticales, Nahuel quería un gol y otro que en una rápida jugada luego de una falta, Wiemberg da un zapatazo que encuentra una esplendida respuesta en el portero y capitán puertomontino.

La magia de Nahuel, Carreño y Vergara se apoderaba del gramado sureño y es justamente que a 2 minutos de que se cumplan los 90 reglamentarios, Donadell hace una fantasía que deja pagando a sus 2 marcas con una habilitación perfecta para Wiemberg que, encara al defensa rival, le gana la posición y envía un centro rasante que encuentra respuesta en medio del área chica, cual centro delantero Pablo Leal atacó el balón y cedió el pase a la red, el partido terminaba con un marcador que dejaba ver 2 goles para los locales y 4 para la visita.

Próxima fecha, una nueva final

Deportes Valdivia buscará sumar de a tres puntos de local este sábado a las 19 horas en el Félix Gallardo en una nueva final. Deportes Ovalle será el rival a vencer. Los el norte vienen de empatar a 2 tantos en calidad de local ante Linares. No está muerto quien pelea reza el dicho, así lo siente el equipo valdiviano que dará la vida en todos los partidos que restan por jugar.

¡Vamos Torreón!


Fatal error: Cannot redeclare ip_is_there() (previously declared in /home/deportes/public_html/wp-load.php:96) in /home/deportes/public_html/wp-content/themes/mh-magazine-1/footer.php on line 2